ATE articula acciones ante la amenaza de reforma del sistema previsional

Los activos y jubilados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) promueven la unidad del movimiento obrero ante las fuerte versiones de un paquete de reformas estructurales que promoverá el gobernador Gustavo Bordet, entre las que se encuentra la reforma del sistema previsional.  Los trabajadores públicos se presentan como la punta de lanza ante una avanzada de modificaciones estructurales que vulnerarán derechos adquiridos, confirmaron a AIM.

El secretario general de ATE, Oscar Muntes, afirmó que los trabajadores están atentos y movilizados ante cualquier intento de reforma del sistema previsional: “No permitiremos que el gobierno  nos enfrente, porque empleados públicos somos todos quienes desempañamos funciones Estado, sea en el poder que sea”.

En ese marco, advirtió que “en un función de las necesidades del mercado  la gestión que se aggiorna a la demandas del capital e instala prejuicios e imaginarios que intentan desprestigiar al trabajador público quien en realidad desempeña funciones en difíciles condiciones de trabajo y bajos salarios, donde el mismo gobierno desfinancia sistemáticamente la salud, la educación y los servicios públicos”.

“No estamos dispuestos a renunciar a nuestros derechos, porque debemos ser la punta de lanza del movimiento obrero y si cedemos el gobierno avanzará más rápido sobre los otros sectores, ya que se pauperizará aún más el empleo privado”, remarcó.

Al respecto, destacó que el trabajo del empelado público garantiza derechos: “No somos burócratas, somos trabajadores que sabemos que detrás de cada expediente, que cada paciente o estudiante hay un persona que necesita ser acompañada por el Estado, contenida y apoyada”.

“No vamos a ceder ni una coma, no permitiremos el aumento de la edad jubilatoria y la perdida de regímenes especiales, porque no es un beneficio, son derechos adquiridos que estamos dispuestos a defender en la calle sea el gobierno que sea”, remarcó Muntes.

Por su parte, la presidenta del Centro de Jubilados y Pensionados de ATE, Juana Ávalos, indicó que “los derechos adquiridos no son privilegios; las jubilación y las pensiones son logros del movimiento obrero organizado que le arrancó a la patronal de turno lo que corresponde”.

En ese sentido, subrayó que “no se trata de activos o pasivos, sino de solidaridad, empatía y fraternidad, porque no sólo pensamos en nuestro haberes como jubilados y pensionados sino que exigimos que las generaciones futuras tengan los mismos o más derechos que nosotros, porque no estamos dispuestos a ceder ante la lógica del mercado sino que creemos firmemente en un Estado que no se enajene de sus empleados”.

“Trabajaremos de forma articulada con los activos y la Multisectorial, porque esta lucha la tenemos que ganar entre todos”, subrayó Ávalos.

Fuente: AIM

Deja un comentario