ATE Y LA CTA AUTÓNOMA PARTICIPARON DE LA MARCHA MULTISECTORIAL POR LA ELIMINACION DE LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

   La Asociación de Trabajadores del Estado y la Central de Trabajadores Autónoma de Entre Ríos, participaron junto a diferentes organizaciones sociales y políticas de la movilización que se realizó en la ciudad de Paraná por la eliminación de la violencia hacia las mujeres y la declaración de emergencia en violencia de género.

   La marcha partió desde la Plaza 1 de Mayo y recorrió el centro de la ciudad para finalizar en la casa de gobierno donde a modo de radio abierta se llevó acabo el acto principal. Las compañeras Daniela Vera y la Secretaria de Género de la CTAA Nely Fabre, leyeron el documento elaborado por la multisectorial de mujeres de la que formamos parte.

EL DOCUMENTO:

   El 25 de noviembre fue declarado mundialmente como el “Día de la no violencia hacia las mujeres”, en esa fecha, porque es el aniversario en que asesinaron brutalmente a las tres hermanas Mirabal: Patria, Minerva y María Teresa, quienes se oponían fervientemente a la dictadura de Rafael Trujillo Molina en República Dominicana.
En nuestro país, la oleada de violencia se ha agravado profundamente, los números que los diarios marcan, tienen atrás una historia, familias destrozadas, hijos huérfanos, desidia estatal, que marca una enorme irresponsabilidad hacia la vida de miles de mujeres que sufren la violencia día a día.
En Argentina es asesinada una mujer por día, y miles sufren distintos tipos de violencia en sus casas, en sus trabajos y en las calles. Ante ésta situación, queremos denunciar la complicidad de los Gobiernos Nacional de Macri y Provincial de Bordet, ya que la lentitud y la poca voluntad para resolver de fondo terminar con la violencia, se manifiestan en cada femicidio, en cada mujer ultrajada. Sólo una de las muestras del terrible abandono que sufrimos, es el femicidio de Ana Barbeli en Rosario del Tala, quien había denunciado su situación en una jornada contra la violencia de género en la escuela de uno de sus hijos el día 11 de noviembre, frente al Juez de Paz y su secretaria, sin embargo estos, responsables directos de tomar medidas, le dijeron que vuelva el lunes. Ana manifestó a su hija que no llegaría a ese día, sabía que su ex pareja, sobre el cual pesaba una denuncia y un pedido de desalojo, la iba a asesinar antes. El lunes 14 de noviembre Ana fue asesinada a machetazos frente a sus hijos. El caso de Ana es uno de los cientos, donde la gran mayoría de las veces, las mujeres han denunciado a su femicida, pero por diversos motivos, como el desconocimiento, el no tomarles la denuncia en la comisaría, el no cuidado de las casas con mujeres en situación de violencia o con violentos excluidos, termina costando la vida de ellas.
En Entre Ríos durante las últimas semanas hubo 8 femicidios en 10 días, todos evitables. Hemos avanzado en los reclamos, peleando en la calle, y manifestándonos en los Tribunales y Casa de Gobierno. Por ejemplo en que el Gobernador Bordet tenga que salir a comprometerse en tomar medidas, también que la senadora Kunath presente un proyecto de ley para que les quiten el arma a los que tengan denuncias por violencia de género que pertenezcan a las fuerzas de seguridad, además que para el 2017 se tengan en cuenta en el presupuesto las tobilleras para los que tengan restricción por violencia, entre otras cosas. De todos modos, aún no hay garantías estatales concretas que impida que nos sigan asesinando, como de hecho sigue sucediendo, por ello se vuelve urgente la declaración de emergencia en violencia, que venimos exigiendo hace un largo tiempo.
La organización de las mujeres, la información, la elevación de la conciencia, las enormes movilizaciones que venimos protagonizando, son un gran avance, y un camino que vamos trazando hacia nuestra definitiva liberación, en tanto que para los violentos son una causa y una amenaza. Consideramos que para poder frenar esta oleada de violencia necesitamos que el Estado tome medidas serias comenzando por las penas correspondientes a los femicidas, legislación que proteja a las víctimas ni bien haya un indicio de violencia, presupuesto para la construcción de refugios en toda la provincia, licencia laboral para las mujeres que deban ausentarse de su trabajo por padecer violencia de género; que se destine presupuesto para una gran campaña donde se aborde en las escuelas, desde la educación primaria, en las reparticiones públicas, lugares de trabajo , y se trabaje en prevención, discusión y formación con perspectiva de género.
Perpetua a los femicidas!
Sin Emergencia Nacional, Provincial y Municipal en violencia de género, no es posible ganar esta pelea.
Ni una menos! Vivas nos queremos!

Deja un comentario