BRONCA INFINITA

Una vez más nos dicen que no valemos. Que el dinero compra justicia.

Al asesino de Julieta Riera le dieron prisión domiciliaria  a cambio de 500.000 pesos. Va a cumplir la prisión domiciliaria en su departamento de calle San Martín al 300 bajo la custodia de su madre.  La bronca se mezcla con la tristeza por sentir que nada alcanza.

Que morimos muchas, nos golpean mucho y cada vez que el patriarcado se manifiesta nos demuestra que no podemos descuidarnos. Que la pelea es día a día y todos los días. Que para lograr un mundo de iguales debemos desarmar todos los poderes que lo sostienen.

Julieta tenía 24 años y un niño. Una vida con proyectos

Un asesino se la quitó

Hoy más  que nunca TODAS SOMOS JULIETA

REPUDIO AL FALLO QUE OTORGÓ PRISIÓN DOMICILIARIA A SU ASESINO

NO NOS VAN A PARAR

REPUDIO A LA JUEZA

DEPARTAMENTO DE GÉNERO ATE

Deja una respuesta