FINALIZÓ DE FORMA EXITOSA EL PLENARIO PROVINCIAL DE SALUD

   En el día de hoy, se llevó a cabo un plenario provincial de trabajadores de la salud de la Asociación de Trabajadores del Estado en la ciudad de Concordia. Para el acto de apertura, se hicieron presentes Oscar Muntes secretario general de la ATE Entre Ríos junto a Mario Muñoz, secretario gremial de ATE nacional, quienes estuvieron acompañados de Gustavo Quinteros vocal entrerriano en el Consejo Directivo Nacional de ATE, Francisco Garcilazo, adjunto de ATE Entre Ríos y, Pedro Pérez secretario general de ATE seccional Concordia.

   Para el plenario arribaron a la ciudad de Concordia más de 200 delgados y activistas de la ATE en el sector salud, representando a todos los departamentos de la provincia. El eje central del plenario fue debatir el estado del sistema sanitario y la situación de los trabajadores en el contexto de crisis del sistema de salud provincial.

   Uno de los principales temas expuestos, fue el retraso salarial de los trabajadores del sector en todos los escalafones,  situación que lleva a que la mayoría de los compañeros, tenga que tener dos o más trabajos para poder vivir, esto impacta no solo en la vida de los trabajadores, sino también en la atención que se da a los enfermos. Además, en el sector enfermería, genera el éxodo hacia otras provincias, por lo que se ha generado un déficit de trabajadores del escalafón llevando a que nuestra provincia invierta recursos en la formación de profesionales para luego no contenerlos, tal como se da en muchas especialidades médicas y de otras profesiones.

   También se expuso las duras situaciones que atraviesan todos los hospitales y centros de salud de la provincia en lo que refiere a infraestructura tanto edilicia como de aparatología, generando grandes falencias y retrasos en la atención de la población además de las pésimas condiciones laborales para los compañeros que en muchas oportunidades terminan siendo quienes a costa de su salud psicofísica garantizan que la salud pública no este peor aún.

  Además se sumó al debate, la falta de personal y los francos adeudados, la poca seguridad que se brinda los trabajadores al cumplir sus funciones, el histórico reclamo de las orgánicas, recategorizaciones, arancelamiento, reglamentación de la comisión de suplentes, un importante grado de persecución laboral a quienes se organizan y denuncian la realidad de sus lugares y la urgente necesidad de articular medidas de fuerza provinciales que permitan avanzar en las diferentes reivindicaciones de forma colectiva.

   Momentos de una tensa emoción se vivieron cuando las compañeras del SEDRONAR de Colón, contaron al plenario la situación que pasan desde hace tiempo, no solo por los despidos y falta de pago, que gracias a la pelea y exigencias de la seccional de ATE lograron revertir; sino principalmente cuando expresaron que siendo una dependencia en la que se invirtieron más de 11 millones de pesos, hoy están enfrentando el vaciamiento, realizando actividades con la comunidad y hasta aportes de su bolsillo para poder garantizar las necesidades mínimas a los jóvenes que con un gran esfuerzo, enfrenta el flagelo de la droga que ha hecho estragos en nuestra sociedad y lo seguirá haciendo si no se toman políticas activas para enfrentarla.

   Otro de los sectores que expusieron sus necesidades fueron los agentes sanitarios quienes reivindicaron su rol, su historia de trabajo y la necesidad de su existencia principalmente en los barrios y exponiendo el abandono, la discriminación y el alto grado de precarización a los que son sometidos por parte del gobierno así como sucede con los trabajadores vinculados a las áreas de salud mental.

   No fueron menores las expresiones de alegría de todos los presentes de poder realizar la actividad provincial de forma conjunta, en unidad y respeto de las diferencias, pero poniendo blanco sobre negro que ATE es una sola y unidos podemos ser imparables en las peleas de la clase contra las políticas antipopulares.

   Para finalizar, el plenario definió declararse en estado de alerta y movilización, facultando al Consejo Directivo Provincial a poner fecha para una movilización al Ministerio de Salud y, de ser necesario a la Casa de Gobierno para expresar nuestras demandas y necesidades. También se definió elaborar un documento que sintetice las necesidades volcadas en el plenario para entregarlo en mano al gobernador de la provincia.

Deja un comentario