MARCIAL HERDT: “ES MENTIRA QUE SE ESTE COARTANDO LA LIBERTAD SINDICAL”

 El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Diamante, Marcial Herdt, desmintió “categóricamente que en el Departamento Diamante se esté coartando la libertad sindical y judicializando la lucha de los compañeros” y afirmó que es “otra mentira más de José Allende”. Sus declaraciones se deben a la polémica suscitada en el Hospital Colonia de Salud Mental debido a las actitudes patoteriles y las amenazas de la dirigencia de la Unión del Personal Civil de la Nación (UCPN) contra la directora del nosocomio, Noelia Trossero, lo que motivó la detención de cinco gremialistas. Sostuvo que “José Allende es un mentiroso, pero al descubrirse este ardid que tenían para ejercer la violencia y forzar voluntades, algo tienen que salir a decir para justificarse y descalificar” y explicitó que a los dirigentes de UPCN “no se los detiene por la lucha sindical”. También cuestionó “la falta de objetividad del ex ministro (de Salud) Ariel De la Rosa” quien ordenó reintegrar en su cargo a la delegada de UPCN, Yanina Migueles, aduciendo sus fueros sindicales, mientras que en contraposición “convalidó inmediatamente la baja, sin ninguna causal o motivo, del delegado de ATE del hospital “San José” de Federación, Waldemar Cecco”. 

   En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Herdt indicó que todo lo sucedido con las actitudes patoteriles de UPCN en el Hospital Colonia de Salud Mental “se vivió con mucha preocupación porque la directora del hospital, Noelia Trossero, es afiliada a nuestra seccional de ATE y la intervención como sindicato fue darle apoyo a la compañera por la violencia que venía sufriendo por esta gente de UPCN que se creía con derecho de avasallar a todo el mundo simplemente porque su sindicato responde a un diputado y tenía en su momento un ministro en la cartera de Salud”.

   “Desde ATE Diamante no tenemos la modalidad de la violencia y el apriete; siempre apostamos al diálogo para dirimir los aspectos sindicales y desde ese aspecto se tuvo intervención brindándole todo el apoyo a la compañera afiliada que se vio violentada”, reiteró.

   “Con esto quiero desmentir categóricamente a José Allende que dijo por los medios, mintiéndole a la gente, que se está coartando al libertad sindical y que se judicializan las luchas gremiales. Esto es totalmente mentira”, sentenció el dirigente.

   Al respecto, relató que “en la reunión paritaria donde se cerró el acuerdo Allende dijo que hay persecución sindical y se están judicializando los conflictos gremiales, lo cual es totalmente mentira”. “José Allende es un mentiroso, pero al descubrirse este ardid que tenían para ejercer la violencia y forzar voluntades, algo tienen que salir a decir para justificarse y descalificar”, reflexionó.

   A ello, agregó que “a la gente que fue detenida en Diamante, no se los detiene por la lucha sindical, porque la denuncia no es contra el sindicato sino que la denuncia es contra dirigentes con nombre y apellido que, en nombre del sindicato, piensan que pueden violentar y pasar por encima a todo el mundo”. En ese punto, recordó que “después del conflicto con José Zarza que motiva la denuncia, la Fiscalía de Diamante –como ante cualquier denuncia de violencia- emana una orden de restricción y acercamiento de estas personas concretamente, no del sindicato de UPCN. Y cuando violan esa orden de acercamiento y vuelven a ingresar al hospital, es cuando los detienen”.

   Al respecto definió que “acá hay una violencia ejercida contra una persona por gente que oficia de dirigente de un sindicato lo que motivó la denuncia y la Justicia actuó. Está a las claras que esto no es persecución sindical”. “Yo soy secretario general de ATE seccional Diamante desde 2015 y nunca tuvimos una política patoteril ni de imponer por la fuerza nuestras ideas, y eso llevó a que nunca tengamos este tipo de conflictos. Si hay conflictos en alguna repartición se utilizan las herramientas gremiales, pero no oficiamos de patoteros para imponer nuestras ideas”, describió.

   “Con esto desmiento categóricamente que en el Departamento Diamante se esté coartando la libertad sindical y judicializando la lucha de los compañeros. Esto es otra mentira más de José Allende”, reiteró.

   Por otra parte, se refirió a la situación de la enferma Yanina Migueles, que dio inicio al problema entre el gremio y la directora del nosocomio e informó que “sigue sin trabajar porque su contrato fue dado de baja por la dirección”. “Quien tenía la potestad de efectivizar la baja del contrato era el ministro, pero Ariel De la Rosa hizo una resolución para que se reintegrara a la compañera y después de todos los problemas vino la renuncia del ministro y quedó sin cumplir esa resolución”, afirmó.

   Para demostrar “la falta de objetividad del ex ministro Ariel De la Rosa”, Herdt comentó: “Cuando Trossero le pidió la baja del contrato de suplencia extraordinaria de Yanina Migueles, el ministro toma muy en serio los fueros sindicales de Migueles y el asesor jurídico del Ministerio de Salud, doctor Berta, redacta una resolución que firma el ex ministro ordenándole a la directora que reingrese a su cargo a la enfermera Migueles. Pero qué paradoja, al delegado de ATE del hospital “San José” de Federación, Waldemar Cecco, el director le pidió la baja del contrato de suplencia extraordinaria, sin ninguna causal o motivo, y Ariel De la Rosa convalidó inmediatamente la baja. Para el compañero delegado de ATE, Waldemar Cecco, no importaron los fueros sindicales”.

   Ante esto, sostuvo que “este precedente que sentó el ex ministro De la Rosa nos servirá para seguir peleando para que a Waldemar Cecco le devuelvan su contrato y su trabajo” y remarcó que “en el caso de Yanina Migueles sí existen causales para darle la baja del contrato, ya que los expedientes están tramitados ante el Ministerio de Salud por administrar mal una medicación y por falsificar documentación en el mismo hospital”.

   A modo de conclusión, contó que “hay otro agravante a la situación” ya que “un día antes de que renuncie De la Rosa fue el director de Salud Mental, Carlos Berbara, al hospital Colonia de Diamante con la resolución del entonces ministro obligando a la directora a restituir el contrato. En esa reunión donde estuvieron otros directores de hospitales del Departamento, concejales de ambos bloques y diferentes dirigentes de Diamante, Berbara quería explicar lo inexplicable: que a esa persona había que devolverle el cargo porque tenía fueros sindicales independientemente de todo el mal desempeño que tenía dentro del hospital, pese a que la madre de un usuario internado denunció públicamente en esa reunión que Migueles maltrataba a su hijo”.

Fuente: analisisdigital.com.ar

Deja un comentario