NI UNA MENOS, ACTO EN PLAZA ALVEAR

 

ATE y la CTAA junto a las organizaciones que integran la Multisectorial por los Derechos de las Mujeres convocan para este miércoles 25 de noviembre, a la jornada por la no violencia contra las mujeres que se realizará a partir de las 17:30 en la Plaza Alvear de Paraná (calle Buenos Aires y Laprida). Tras la concentración y la lectura del documento se llevará a cabo un evento cultural en peatonal San Martín, entre La Paz y Colón

NO HAY NI UNA MENOS SIN EMERGENCIA NACIONAL

El femicidio, es decir, la denuncia a la naturalización hacia la violencia sexista, es una de las formas más extremas de violencia de un hombre hacia una mujer que considera de su propiedad. En 2014 se cometieron 277 femicidios y 29 femicidios vinculados, de las cuales 39 habían hecho denuncias previas y cuatro poseían órdenes de exclusión del agresor. Muchas de estas mujeres convivieron con el atacante y la mayoría tuvo que denunciarlo más de una vez. Estos datos son posibles de ser conocidos a partir de algunos organismos no gubernamentales como “La Casa del Encuentro Adriana Marisel Zambrano”, que a falta de estadísticas oficiales, hacen un observatorio de medios para llevar un control popular sobre el femicidio. Entre Ríos se encuentra en segundo lugar en cantidad de femicidios cometidos en proporción con la cantidad de habitantes.

Desde el retorno de la democracia las cifras muestran que la primer causa de muerte en mujeres embarazadas es por abortos clandestinos, alrededor de 100 mujeres mueren al año por abortos en condiciones precarias. Según datos del Ministerio de Salud de la Nación y Acción Social, llegan a hospitalizarse unas 80.000 mujeres por tener prácticas abortivas. Las que se encuentran en estas situaciones son siempre jóvenes y pobres, quienes no han podido acceder a una clínica y pagar. Se estima mediante encuestas y distintos trabajos que se realizan unos 300.000 abortos de forma paga en el año, a los que no todas pueden acceder y por eso mueren.

Estamos convencidos que el 3 de Junio fue el momento más álgido de la lucha contra la violencia, profundizando el camino de los que venimos peleando hace mucho tiempo, y dejando huellas imborrables en nuestro pueblo, pero también consideramos que ese “Ni una menos” no puede ser gritado sólo una vez, que se necesita de un trabajo continuado a lo largo del tiempo, y que si los distintos gobiernos provinciales en Entre Ríos que se han sucedido no han reglamentado las leyes existentes, y por ende no se destina ni presupuesto, ni estructura para ponerlas en funcionamiento, ha sido porque no hay voluntad política para hacerlo. Por ello, la organización social, el trabajo institucional, sindical, universitario y barrial que podamos ir generando, son los que van a garantizar que el reclamo se haga efectivo y real, y deje de ser utilizado banalmente por distintos personajes de la farándula, que son cómplices y mentores de la cosificación de las mujeres en distintos canales de televisión, o lo que es peor, por funcionarios y legisladores del oficialismo Nacional y Provincial, en quienes radica la responsabilidad principal de resolver los problemas de las mujeres, porque tienen las herramientas para hacerlo.

En 12 años de Gobierno kirchnerista, las leyes que se han sancionado como DE PROTECCIÓN INTEGRAL A LAS MUJERES, PREVENCION Y SANCION DE LA TRATA DE PERSONAS Y ASISTENCIA A SUS VICTIMAS y la 26485 ERRADICAR, PREVENIR Y SANCIONAR LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES, o la incorporación de la figura de FEMICIDIO al código penal, son conquistas de luchas históricas del movimiento de mujeres en la Argentina. Han sido fundamentales los 30 Encuentros Nacionales de Mujeres, que en el último año ha convocado hasta 65.000 a discutir una amplia cantidad de temáticas, entre las más concurridas están: violencia, trata de personas, abuso sexual, anticoncepción y aborto, feminicidio, entre otras, que han obligado a poner en la agenda estos temas. Las leyes son un logro, pero queda demostrado que hacen falta medidas de reglamentación y presupuestarias para que sirvan a la causa por la que fueron creadas. Cristina Fernández de Kirchner no ha tomado ni una sola medida de fondo para prevenir la violencia, a pesar de haber formulado un discurso en defensa de derechos de las mujeres.

Acompañamos el dolor y en la lucha a las familias de las mujeres que han sido asesinadas, y denunciamos el desamparo de todas las familias de nuestra provincia que han atravesado estos terribles acontecimientos.

Exigimos: 

*Declaración de emergencia en violencia sexual y doméstica. NI UNA MENOS.

*Refugios en todas las ciudades donde las mujeres puedan estar seguras y a salvo.

* Políticas de Estado acorde a los profundos problemas que sufrimos las mujeres.

*Mayor presupuesto para implementar las leyes que defienden los derechos de las mujeres.

*Educación Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, y garantías concretas para que ni una más muera por abortos clandestinos.

*Desmantelamiento de las redes de trata. Cárcel a los proxenetas y los cómplices de trata.

*Trabajo genuino, salud, educación y vivienda digna. Para poder planificar la vida, y pelear por una sociedad más igualitaria y sin violencia.

*Igual salario por igual trabajo. No a la precarización laboral.

*Jardines maternales en los lugares de trabajo y estudio.

Deja una respuesta