Triunfo parcial para los trabajadores Nacionales

   El reclamo por la situación de miles de contratados en el Estado nacional fue uno de los ejes del paro de este martes de la Asociación de Trabajadores del Estado. Pero también es una problemática muy visible en la provincia y los municipios. “La pelea grande que viene, además de la cuestión salarial, es terminar con estos modos de contratación flexibilizada, en donde pululan por la administración pública un montón de formas como becas, contratos de servicio, contratos de obra, suplencias extraordinarios y un montón de otras modalidades que son fraudes al Régimen Jurídico Básico (RGB) y a la ley laboral”, dijo a  el secretario de Organización del gremio, Víctor Sartori.

   Desde ATE se resaltó  que las medidas de lucha planteadas desde el gremio “dieron algún resultado”, porque en el boletín oficial de este martes, el gobierno nacional publicó  el decreto 254/2015, que establece una prórroga de tres meses para los trabajadores que ingresaron de 2013 a la fecha y por un año para los de mayor antigüedad. En este sentido, Sartori destacó, la publicación del decreto como “un triunfo parcial” porque lo que se buscaba era la continuidad sin plazos.

Ante la revisión de los contratos, planteadas en el mismo decreto, desde el gremio se reclamó “que esto no sea una persecución y que en realidad recaigan los ajustes sobre los que menos tienen que ver con los desmanejos estatales. Los gobiernos (incluyendo también las situaciones similares que se dan en la provincia y municipios) deberían revisar (los contratos) con la gente trabajando, y no decidir  situaciones de despidos y después maniobrar. Es lo que hizo el gobierno de la Alianza con (el ex gobernador radical, Sergio) Montiel, en Entre Ríos, y nosotros lo salimos a enfrentar en ese momento”.

Sartori advirtió que “es generalizada la situación de precariedad en la mayoría de los organismos públicos nacionales y hay una situación de zozobra. El gobierno que se fue dejó a miles de trabajadores en situación de precariedad y flexibilización, en todas las áreas del Estado nacional y, ante los anuncios de este nuevo gobierno, ATE se ha plantado exigiendo la continuidad y en todo caso la revisión de los contratos pero en todo caso con la gente trabajando, sobre parámetros objetivos y que no signifique de ningún modo persecución política ni ajuste, ni signifique tampoco caer sobre los trabajadores que nada tienen que ver con situaciones que generan los gobiernos”.

Rehenes de los gobiernos de turno
El secretario de Organización de ATE recordó la promesa realizada por el gobernador, Gustavo Bordet, “de que no recaiga el ajuste sobre los trabajadores” y de bajar el mismo lineamiento hacia los municipios, “que están también con plantas totalmente flexibilizadas; con trabajadores explotados y precarizados”.

Pero también hay una demanda de fondo que tiene que ver con terminar con el problema de raíz, ante la situación cíclica que se da con los contratados ante cada cambio de gestión, que ven peligrar su continuidad laboral, además de no gozar de plenos derechos laborales

“En la primera reunión  que tuvimos con el gobernador le planteamos terminar con estos modos de contratación flexibilizados y regularizar las plantas de los que están, yendo a concursos y cumplir con lo que dice el Régimen Jurídico Básico (RGB), que dice que el trabajador entra por la planta permanente, por un período de prueba y, una vez cumplidos los requisitos que establece en cuanto a la idoneidad y capacidad, se establece y queda”, señaló Sartori.

En ese marco, sostuvo que “la pelea grande que viene” de parte del sindicato, además de la cuestión salarial, es “terminar con estos modos de contratación flexibilizada, en donde pululan por la administración pública, un montón de formas como becarios, contratados de servicio, contratados de obra, suplentes extraordinarios y un montón de otras modalidades que son fraudes al RGB y a la ley laboral, para tratar de evitar “que el trabajador del Estado sea rehén de los desmanejos de los distintos gobiernos con relación a las plantas de personal, que terminan sufriendo los que menos tienen”.

 

Deja un comentario