Anibal Ortiz,Integrante de la conducción provincial, se encadena en Iafas para que se cumpla una orden judicial

En la mañana del martes 11 el compañero Anibal Ortiz, con el acompañamiento de miembros de Comisión Directiva Provincial y trabajadores de la repartición, se dirigió a la sede del Iafas, calle 25 de Mayo, para solicitar que se le haga efectivo el pago de los salarios que las autoridades del Instituto no le liquidaran por no reconocer el derecho a la licencia gremial.

La semana pasada la Justicia determinó que se le tiene que reconocer el derecho a la licencia y por consiguiente efectivizar el pago de los salarios retenidos. En su fallo los jueces instan a los funcionarios del Instituto como “demandado arbitrar los medios pertinentes para su íntegro y oportuno cumplimiento”

Ante las dilaciones en cumplir con el fallo judicial el compañero Ortiz se encadenó dentro del edificio del Iafas.

Durante el reclamo del compañero, con el acompañamiento de Mariana Luján, integrante de la conducción provincial de ATE, y de afiliados a nuestro sindicato en el Instituto, las autoridades activaron el trámite y se comprometieron a hacer efectivo lo adeudado en el transcurso de la semana. Es lamentable que un gobierno que se define como perteneciente al campo popular no respete una orden judicial que defiende los derechos de los trabajadores.

Finalmente, al salir del edificio el compañero Anibal Ortiz hizo uso de la palabra en la puerta del Iafas, donde los trabajadores del Instituto reclamaban por el deterioro salarial que sufren debido a la situación sanitaria.

En sus palabras el compañero Ortiz, histórico militante de ATE, hizo un llamado a la organización de los trabajadores, la unidad y la necesidad de avanzar colectivamente como trabajadores para concretar condiciones laborales dignas.

Compartimos el video: https://www.youtube.com/watch?v=tnIz-42dGJg

Desde nuestra organización pedimos la misma celeridad para abonar lo adeudado que demostró el Instituto al descontar el salario del compañero Ortiz.

Deja una respuesta