NI UNA MENOS

Hoy hace 6 años que gritamos colectivamente   por primera vez ” ni una menos”. Lo gritamos hartas, lo gritamos desde el dolor profundo de las muertes.

Pudimos ponerle una visibilidad concreta. Un nombre. Transformamos una vez más el dolor en cambio, el reclamo en posibilidad. 

Desde ese 2015 hasta hoy nos siguen matando. Vulnerando. Pero cada acción, cada reclamo transforma y crecemos. También las respuestas que recibimos son más violentas más crueles. Hay mas leyes, mas protocolos, conseguimos ir poniendo en agenda ” la perspectiva de género”. No implica que se cumpla, que se realice pero sí que se va desnaturalizando lo que estaba ” establecido” 

El crimen pasional ya es feminicidio. El estado patriarcal es el estatuto a través del cual se expresa el machismo. 

Las instituciones con su organización vertical tienen que abrirse y replantearse. 

Eso es ” nuestro” eso lo conseguimos nosotras LAS MUJERES. Con el costo de nuestros cuerpos. 

Este 2021, al igual que el año pasado, lo transitamos en un contexto terrible a nivel mundial y en el país. Un país cada vez más pobre. Donde el Covid desnudo una vez más la profunda desigualdad. Y también la inmensa capacidad del pueblo en general de organizarse para afrontarlo solidariamente. Y la mitad de esa fuerza que se puso en movimiento fuimos y somos las mujeres. Que nos hicimos cargo. 

Estuvimos en muchos casos confinadas junto a violentos. Llevo un tiempo para que el gobierno tomara las medidas pertinentes que intentaran protegernos. Primero estuvimos nosotras organizándonos. 

Por eso decimos ya tenemos el camino recorrido, ya sabemos lo que hace falta, lo que necesitamos es presupuesto para que se eviten las situaciones de violencia, en el caso que estén para que se erradique y también para que se repare el daño. 

Exigimos que se implemente la IVE, ESI, que se cumplan con los cupos laboral trava trans. 

Que se implementen los refugios necesarios, que la burocracia no nos revictimice. 

Asumimos un compromiso de ir construyendo en este sindicato un lugar de iguales, libres. Construcción difícil, contradictoria, no sin errores pero con el convencimiento que es posible en la medida que lo transitemos entre todas, todes y todos en unidad y en el respeto a las diferencias. 

Desde ATE una vez más gritamos NI UNA MENOS VIVAS Y LIBRES NOS QUEREMOS en un mundo donde quepamos todas diferentes, iguales y libres,

 

Departamento de Género                                                      Secretaria de Formación 

Deja una respuesta