Sobre el Copnaf: una lectura de la desprotección integral

El Copnaf es el organismo técnico-administrativo encargado, por la ley Nacional 26061 y Provincial 9861, de diseñar e implementar la política pública de niñez en la provincia de Entre Ríos.

La Ley 26061 reemplazó a partir del año 2005 a la Ley 10903 de Patronato, por una perspectiva de PROTECCIÓN INTEGRAL ¿Qué implica ello?

En dicha ley las niñas, niños y adolescentes son incluidos como sujetos de derechos a quienes el Estado tiene la obligación de garantizarles el derecho a la salud, educación y vivienda, y deben ser la prioridad en el diseño de las políticas públicas.

Esto es en la letra… letra muerta, porque en el país 7 de cada 10 niñas/os son pobres.

El Copnaf tiene desarrollo territorial en toda la provincia, a través de las Coordinaciones Departamentales, y con Áreas de Niñez en los municipios

En la ciudad de Paraná, Concordia y Victoria a su vez se descentraliza por medio de Servicios de Protección de Derechos de NAF.

La ciudad de Concordia, que ocupa el segundo lugar entre las ciudades con mayor nivel de desocupación y pobreza en el país, es uno de los lugares donde las niñas/os y últimamente adolescentes han hecho denuncias aberrantes. No hemos leído ni escuchado el posicionamiento de las autoridades ante esas denuncias. Posicionamiento en defensa de esa niñez vulnerada, como si salió rápidamente el Defensor General de la Provincia Benítez a desacreditar la voz de la niña, porque uno de los suyos estaba señalado ¿Qué mensaje le damos a esta joven que confía en los adultos que debemos protegerlas?¿Cuánto vale su palabra?

Es en ese contexto donde las, los trabajadores del COPNAF venimos denunciando y reclamando hace mucho por una política de niñez que repare y de respuestas a las diferentes situaciones de derechos vulnerados que vivimos a diario, somos ninguneados, no tenidos en cuenta, tanto que ni para vacunarnos contra el COVID nos han considerado. Somos como niñas, niños y adolescentes, no tenemos voz.

El organismo tiene en su planta de personal permanente, adjudicados por ley de presupuesto y creación, 1332 cargos, además de 149 cupos para Contratos de Servicio, y 250 vacantes para Suplencias por Licencia o por Cargo Vacante

Desde el año 2016, y luego de que el gobierno de Entre Ríos firmara el “matrimonio fiscal” con el gobierno de Macri, la planta de personal permanente se redujo en casi 200 cargos por vacantes que no se ocuparon (Un orgullo para el Gobernador que desde hace 2 inauguraciones de Asamblea Legislativas lo menciona), y lejos de ocupar ello con nuevos pases a planta o con contratos de servicios han utilizado la figura del Suplente, llegando en la actualidad a ocupar el 100% de los cupos, volviendo en algunos casos dicha figura como sostén único de dispositivos.

Si hay 200 cupos de Planta Permanentes vacantes y 40 cupos de Contratos de Servicios sin ocupar, utilizar la figura del Suplente es pura intención de volver precaria la planta del organismo. No hay otra lectura.

Por otro lado, es importante considerar la función indelegable que tiene a su cargo el Organismo, esto es, la adopción de Medidas de Protección Excepcionales para lo cual dispone de RSE (residencias socio educativas, lo que antes se llamaban hogares). Un nombre muy pomposo para lo que realmente cubren en muchos casos y para lo que el organismo invierte. En este momento en el organismo hay cargos vacantes de planta permanente. Muchos dispositivos de atención, están siendo cubiertos en algunos casos totalmente con cargos suplentes desde hace varios años. Suplentes para los cuales no hay una comisión evaluadora de la tarea, ni orden de ingreso, reina la absoluta arbitrariedad.

De esas Residencias, 16 son por convenios con ONG o iglesias en su mayoría católicas, lo que se conoce en la ley como “Sociedad Civil”. En estos casos el Copnaf ejerce “teóricamente” la implementación y direccionalidad política, a través de una gestión asociada. Esos convenios se sostienen con dinero que aporta el Copnaf y otro que debe aportar la ONG o la Iglesia. En un caso concreto acá en Paraná, que venimos denunciando por su vaciamiento y precarización absoluta, la ONG nunca aportó nada, y las trabajadoras han tenido un salario que hoy llega a los apenas $25.000, sin ningún tipo de reconocimiento laboral, prácticamente una servidumbre. Si el Copnaf debe ejercer una política de cuidado con las niñas adolescentes embarazadas o madres y sus niños/as, y determinar el funcionamiento cotidiano de la residencia, en cómo manejar el personal, en el manejo del dinero que aporta ¿no sabía esto? ¿Cómo se entiende que se avalen estas condiciones de explotación laboral?

Esta RSE es la única en la provincia para adolescentes embarazadas, víctimas de violencia, violación u otro derecho vulnerado. Una provincia que esta segunda además en el país en embarazo adolescente. Una residencia con la que el Copnaf ha decidido dar de baja el convenio, lo cual desde les trabajadores acordamos, dado que el acuerdo era inútil para los fines de la protección integral de las jóvenes ahí alojadas. También venimos denunciando hace varios años todas las irregularidades e incumplimientos por parte de la ONG. Lo que no acordamos es que la solución sea cerrar y dejar esa necesidad sin cubrir. Y ofrecer además a las trabajadoras de esa Residencia, que en algunos casos tienen más de 15 años trabajando, ¡¡¡¡Que formen otra ONG!!!!

Hay Residencias con este tipo de convenio en varios lugares de la provincia. Se caracterizan por la precarización laboral de las, los trabajadores y por cubrir una demanda que al organismo le resulta más económico. El Copnaf envía el dinero del convenio y la entidad que la dirige dispone como lo utiliza. El organismo dispone así de lugares donde ingresar niños/as y adolescentes, en el marco de Medidas de Protección Excepcionales ¿Hasta cuándo vamos a seguir naturalizando la caridad disfrazada de protección integral?

El personal que cuida a estos niños/as y adolescentes no tiene responsabilidad ni vinculación con el Estado por la tarea que cumple ¿Cómo se explica? ¿Desde donde se supervisaría esta función? Es la mentira de la precarización y la política neoliberal que plantea la autogestión como única vía.

Durante la asilamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) la escolaridad, la vinculación familiar o la atención de su la salud mental de las, los niños/as y adolescentes alojados en las Residencias del organismo no fue garantizada ni abordada a lo largo de la misma. Hubo que realizar largos pedidos burocráticos para conseguir en algunos casos un celular, ni hablar de una computadora. No sabemos si se consiguió en todos.

Esto evidencia que realmente no se pone el foco “EN EL INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO ” como dice la ley, el interés superior es el trámite, por lo general engorroso y que no responde a las necesidades.

En Paraná a partir del año 2016 se fusionó en un solo lugar varios dispositivos de respuesta importante como son: GUARDIA- PRESENTACIÓN ESPONTÁNEA- 102 Y UNA RESIDENCIA PARA ALOJAMIENTO. Con el argumento de que la guardia de atención necesitaba un lugar de alojamiento transitorio e inmediato. Esto era cierto y reclamado por las, los trabajadores de dicha Guardia pero no que estuviera en el mismo lugar edilicio. Desde las, los trabajadores y ATE nos opusimos desde el primer momento a esta fusión. Con argumentos técnicos profesionales y también gremiales reclamando que significaba una flexibilización y precarización laboral. La fusión se realizó además en forma rápida, de un día para el otro sin ningún diálogo con las, los trabajadores y sin ninguna escucha ante los planteos de rechazo a tal medida. El resultado después de varios años de funcionamiento nos da la razón en cuanto a nivel de atención y respuesta, que ha dejando en más de una oportunidad a niñas/os o adolescentes totalmente revictimizados, expuestos a situaciones de extrema vulnerabilidad.

Se mezclan en este lugar problemáticas, edades, grupos familiares y los encuadres van cambiando continuamente, con un personal, como dijimos totalmente precarizado, a veces en turnos de una persona. Funciona en su gran mayoría con personal suplente. En algunos casos recién incorporados y ya teniendo que abordar situaciones de emergencia.

Con respecto a la transitoriedad del alojamiento en el lugar las, los trabajadores del organismo sabemos que esto es una utopía dada la complejidad de la realidad social de la cual provienen las, los niños y adolescentes sujetos de la intervención y la escasez de recursos que el organismo despliega.

Por otra parte, es importante considerar y tener en cuenta que este organismo no es ajeno a métodos disciplinadores o intentos de alinear a la gestión de turno, utilizando herramientas administrativas como ser sumarios a trabajadoras y trabajadores para acallar en muchos casos reclamos sobre la tarea, los recursos o las arbitrariedades del mandamás de turno.

Es una vieja y conocida herramienta de la administración pública y de este organismo. En este caso es muy compleja la situación porque cuando las y los trabajadores denunciamos en general, es porque se está vulnerando más los derechos de la población asistida. Pero al disponer de este poder en forma arbitraria lo usan. O sea en general recae sobre nosotras y nosotros la investigación, culpabilización de la escasez o nulidad de la política en niñez. Ha habido a lo largo de la historia del Copnaf incontables e injustos sumarios a las y los trabajadores. Sentamos aquí la posición que como trabajadoras y trabajadores no defendemos corporativamente todo, solo de las y los compañeras y compañeros cuya tarea conocemos, y vamos reivindicar su derecho a defensa, sobre todo cuando un criterio profesional o de protección está en juego.

Otro tema de gran importancia es el PROGRAMA FORTALECIMIENTO FAMILIAR, que incluye entre otros recursos nodales el régimen de CUIDADORAS: una figura de trabajo “voluntario” que lo realizan (en su mayoría mujeres) en las Residencias, hospitales o cuidando niñas, os adolescentes que están en sus domicilios y requieren fortalecer o no tienen cuidados parentales. Reciben por este trabajo “voluntario” 120 pesos por hora por cuidado en domicilio u hospitales y 300 en RSE. Esta figura se explica por la cada vez más compleja y difícil situación social donde la contención y abordaje de la niñez y adolescencia, no debería tener parches sino una mirada integral con respuestas iguales.

Estas formas re victimizan al niño, a y adolescentes agotando los recursos emocionales y simbólicos que tienen tanto las niñas, niños como los profesionales o adultos encargados.

También este Programa de Fortalecimiento Familiar, que debería tener respuestas rápidas para la emergencia económica se pierde en trámites burocráticos y demoran meses las Ayudas Económicas solicitadas por las, los profesionales para responder a las diferentes demandas.

Los Servicios de Protección que trabajan en territorio y por eso están cuando suceden las emergencias, por ejemplo, en el último diluvio en Paraná terminamos entregando plástico para los techos de las viviendas de las familias que atienden provisto por la Municipalidad. DENIGRANTE. La falta de condiciones de vivienda dignas implica mucho más que el “toldo”, y la emergencia alimentaria más que un bolsón.

Las, los profesionales se encuentran desbordados en su capacidad de intervenir en situaciones y siguen siendo “acosados y amenazados” por la Justicia como si fueran sus auxiliares, a lo usando en la vieja ley de patronato. Los Oficios en muchos casos siguen llegando con los nombres y apellidos de las y los profesionales que abordan las situaciones amenazándolos con su matrícula, con descuentos o con castigos. La casta judicial descarga su inoperancia en el último orejón del tarro, de igual modo que les funcionarios.

POR ÚLTIMO Y NO MENOS GRAVE DURANTE TODO EL DESARROLLO DE LA PANDEMIA EL GOBIERNO CONSIDERÓ QUE LAS, LOS TRABAJADORES DE COPNAF FUIMOS ESENCIALES PERO LA INCLUSIÓN EN EL BONO SE REALIZÓ MÁS TARDE Y EN FORMA ARBITRARIA SEGÚN LA INTERPRETACIÓN DE CADA JEFE

¿Acaso el Sistema de Protección podría funcionar sin alguno de los eslabones? ¿Cuál es la intención de beneficiar solo a algunos con un BONO?

TAMPOCO FIGURAMOS EN EL LISTADO PRIORITARIO DE VACUNACIÓN CONTRA COVID SIENDO QUE NUNCA DEJAMOS DE TRABAJAR, ABORDAR E INTENTAR RESOLVER LO QUE EL GOBIERNO NO PREVIÓ NI RESOLVIÓ.

FUE DESDE ATE DONDE SOLICITAMOS INCLUSIÓN en el BONO, INCLUSIÓN en la VACUNACION, ACLARANDO QUE TODAVÍA NO TENEMOS A ESTO NINGUNA RESPUESTA.

Desde la ATE conocemos que nunca es fácil la relación con los funcionarios de turno.

Sabemos reclamar lo que nos corresponde como trabajadores y también sabemos que Estado queremos. Con que política. Para eso buscamos siempre el diálogo. Para avanzar en derechos.

No queremos el modelo de la tercerización, de la autogestión, de la servidumbre neoliberal. Son caminos que llevan al fracaso, la frustración para sobre todo la población que atendemos.

El Copnaf no puede ser una empresa que promueva emprendedores para que aborden situaciones de vulneración. Tampoco puede volver a re victimizar a las niñas, os y adolescentes que atiende y debería cuidar. Suceden en el organismo hechos gravísimos por esta lógica de precarización, flexibilización y violencia laboral.

Si las autoridades que lo gestionan no son capaces de pedir recursos, gestionar y diseñar la política que se necesita, queremos otras autoridades.

Queremos que el gobierno provincial mire con mucha atención lo que sucede en este organismo.

Que no le sirva de propaganda sino que cumpla con lo que la ley pide.

 

LA INFANCIA ES URGENTE,

SUS TRABAJADORES TAMBIÉN.

Deja una respuesta