Se declara Estado de Alerta ante la la escalada inflacionaria y la pérdida salarial

En el transcurso de la mañana se llevó adelante la reunión del Consejo Directivo Provincial, con la presencia de las secretarias y secretarios generales y demás miembros de la conducción provincial.

En principio el compañero Oscar Muntes realizó el informe político que incluyo el contenido de de la reunión del Consejo Directivo Nacional. En el mismo hizo mención al relevamiento de la situación sanitaria en cada provincia brindado por los secretarios generales. De este se desprende el agravamiento de la situación sanitaria, el cada vez más preocupante estado del sistema de salud y, puntualmente, el desgaste y la falta de reconocimiento salarial de los trabajadores esenciales. Por otro lado informó sobre el desarrollo de la paritaria de los trabajadores del Estado nacional.

Ante la escalada inflacionaria se definió solicitar acortamiento de los plazos de recomposición y la reapertura de las paritarias, ya que en estos primeros meses del año los porcentajes de recomposición quedaron por debajo del aumento del costo de vida.

Ante la pérdida salarial se sostiene el Estado de Alerta desde nuestra organización. En un marco de restricciones y ante la emergencia sanitaria, desde nuestra organización vamos a mantener la lucha por el salario. 

Volvemos a solicitar al gobernador de la provincia, Gustavo Bordet, la urgente recomposición, y le solicitamos que, en línea con lo que vienen planteando las dos máximas autoridades del Ejecutivo nacionales, este año “los salarios le ganen a la inflación”. 

Después de 4 años de un gobierno de derecha que despidió trabajadores y generó una pérdida del poder adquisitivo de la que no nos hemos recuperado, incluso se profundizó con la pandemia, es la hora que en las municipalidades, la provincia y la nación se genere una política de recomposición genuina del salario de todos los trabajadores y, de una vez por todas, se redistribuye la riqueza que genera nuestro país y no se la sigan llevando con pala los mismos de siempre.

Ante la apertura de la Paritaria de Salud se definió la postura que nuestro sindicato va a ratificar en esta instancia. Después de la finalización de la paritaria declarada insuficiente, vamos al diálogo con una clara intención de mejorar los ingresos salariale y la condiciones laborales de los trabajadores que desde inicios del año pasado están al frente de la lucha contra esta pandemia percibiendo salarios por debajo de la línea de la pobreza.

En el día de hoy se informó desde el Consejo General de Educación (CGE) que el lunes 7 de junio se inicia la paritaria del sector para discutir condiciones laborales. Asistiremos desde nuestra organización llevando los planteos que en la masiva marcha de marzo se presentara por escrito al CGE,  documento elaborado en el conjunto de los trabajadores. En el mismo se detallan las reivindicaciones para los compañeros Auxiliares de Educación y son la base de la discusión que desde nuestra organización llevaremos a esta instancia de diálogo.

En relación a los trabajadores nacionales y municipales se definió avanzar en la organización de estos sectores con la participación todas las seccionales, garantizando la participación de los compañeros de la provincia.

En relación a la situación del Iosper, ante la extorsión de los médicos y empresarios que solo ven en la salud un negocio, usando de moneda de cambio la salud de sus pacientes, volvemos a exigir al Directorio a cargo del Instituto que solucione la situación ya que para eso fueron votados por los trabajadores. Solución que no tiene que ser a costa de ceder a las presiones de la corporación médica y sin entregar el salario de los trabajadores, como sucedió en la anterior negociación, a través del incremento de los montos de las prestaciones y el aumento de los conseguros que cada trabajador tiene que abonar al momento de realizarse la prestación.

Deja una respuesta